Bitcoin, la primera criptomoneda

Como ya sabrás, Bitcoin fue la primera criptomoneda. En el año 2008, en una lista de correo de criptografía un tal Satoshi Nakamoto mandó un correo diciendo:

He estado trabajando en un nuevo sistema de dinero electrónico que es totalmente peer-to-peer, sin necesidad de confianza en terceros. El documento está disponible en: http://www.bitcoin.org/bitcoin.pdf. Este sistema es muy, muy necesario[...]

Fuente: Perfil de Satoshi Nakamoto en la lista de correo metzdowd

Durante unos años Bitcoin pasó desapercibido de la mayoría de nosotros. Solo unos cuantos frikis de la criptografía se metieron a investigar sobre este fenómeno y se hicieron mineros. Con los años la criptomoneda empezó a ganar fama y su precio empezó a subir como la espuma. Cada vez fue más conocido hasta hoy  en día, que poca gente no ha escuchado el nombre de Bitcoin.

Puede parecerte rara esta introducción ahora, después de las primeras páginas de introducción. El sentido de esto es que en esta página quiero explicar los problemas que tiene Bitcoin para, en las futuras páginas, comentar las soluciones y el futuro de todos estos problemas.

Los problemas de Bitcoin

Ser el primero tiene sus ventajas. Bitcoin es la criptomoneda con más adopción y más capitalización de mercado, se ha convertido en el estándar de criptomoneda y está en boca de todo el mundo. La mayoría de gente que no ha entrado en este mundo, puede que ni siquiera sepa que existen otras criptomonedas. Como ocurrió con Whatsapp, Google, etc... El que llega primero y cuela como primero, es el que se lleva la galleta.

Pero no todo es gloria. Ser el primero, y el más conocido, significa que todo el mundo tiene más tiempo para ver y analizar tus defectos. Y Bitcoin tiene algunos defectos importantes, uno de ellos muy importante y que ahora vamos a comentar.

void.png

Transparencia: Eso es bueno, ¿no?

Recuerda: Un bloque es una página del libro de transacciones. El conjunto de páginas, el libro en si, es lo que llamamos blockchaincadena de bloques.

Como aprendimos en el primer libro, las transacciones de Bitcoin son completamente transparentes. Cualquiera puede ver las transacciones de Bitcoin a tiempo real. Te animo a que visites esta página, selecciones un bloque (el número en azul) y explores ese bloque para que lo veas. Deberías ver una página bastante larga con todas las transacciones del bloque. Vamos a coger una sencilla como ejemplo:

bitcoinblocktransaction.png

Lo primero que vemos, la secuencia más larga de números y letras en azul, es el ID de la transacción. Al otro lado tenemos la fecha exacta en la que esa transacción fue realizada. Seguidamente, de manera sencilla, vemos que una dirección X (15Rhx...) pagó a una dirección Y (1Jj3X...) una cantidad de 0.00888886BTC. Las comisiones de la transacción las podemos ver abajo donde pone Fee y es lo que se resta a la cantidad de salida original.

Sabemos que X le pagó a Y una cantidad de ~0.0089BTC el lunes 22 a las 19h 41min 26s. ¿Increíble verdad? Ahora vamos a clicar en la dirección de origen (15Rhx...) y vemos dónde nos lleva. Vemos que entramos en el "perfil" de esa dirección. Allí es dónde podremos ver absolutamente todo sobre esa dirección: Sus transacciones, su saldo, el total recibido, el total enviado, a quién se lo ha enviado y cuando, etc.

Eso nos deja con la idea de que si, nuestro amigo nos pasa su dirección para que le hagamos un pago podremos buscar su dirección y saber todo lo que hace con su dinero. Podremos ver cuanto dinero tiene en su cuenta, qué paga y cada cuando, a "quién", etc.

Las direcciones públicas de Bitcoin son pseudo-anónimas porque podemos saber todo sobre la dirección, pero las direcciones nunca están vinculadas a la identidad de una persona, a no ser que la persona te dé la dirección. Es decir, si revelamos nuestra dirección pública a alguien esta persona podrá saber todo sobre nuestra actividad. Aunque si quiere saber a quién pagamos tendrá que averiguar los dueños de las otras direcciones públicas de destino, cosa que no es tarea fácil.

Imagina que tienes un negocio. Tú no lo sabes, pero uno de tus clientes es un criminal. Este criminal es un cliente frecuente, te paga siempre. Resulta que un día, la policía atrapa a ese criminal y consiguen su dirección de Bitcoin pública. Empiezan a rastrear y ven que hay pagos frecuentes a una dirección concreta (la tuya). De algún modo u otro, ya sea porque te han pagado algo y tu identidad ha quedado registrada, la policía descubre que es tu dirección. Los problemas legales que tendrás y las complicaciones para demostrar que esos pagos regulares de ese criminal eran simplemente compras inocentes van a ser muy grandes.

A esta propiedad de una moneda, la de ser completamente igual a cualquier otra, se le llama fungibilidad. Es decir, si una moneda es fungible no hay peligro de perder valor o no ser aceptada según de dónde venga. Por ejemplo, si se sabe que una moneda viene de la cartera antigua de un criminal aún que no seas tú, puede que la persona a la que vas a pagar no la acepte por los posibles problemas legales que eso comportaría. Una moneda fungible no tiene ese problema. Todas tienen el mismo valor, porque no están marcadas por nada. Monero es la única criptomoneda que nos aporta fungibilidad pura.

Otro problema de que las transacciones de Bitcoin sean transparentes podría ser que un criminal (tú no lo sabes) acepte un pago tuyo en su negocio legal. Analice tu cartera y vea que eres rico. Ahora como sabe la cantidad exacta de criptomonedas que posees y ve que eres rico decide robarte. Las transacciones públicas permiten robatorios dirigidos.

El último problema sería que al pagar en una tienda, hotel, etc. registren tu dirección, vean la cantidad de dinero que posees y según si eres más rico o no decidan subirte el precio del servicio / compra.

¿Qué te parece? ¿Es buena la transparencia de Bitcoin? Supongo que tu respuesta será que no.

La buena noticia es que la mayoría de estos problemas tienen solución o hay desarrolladores trabajando en solucionar (o mitigar) estos problemas. Las sencillas y efectivas prácticas para evitar esto son lo que veremos en las siguientes páginas. En las últimas páginas hablaremos de Monero, una criptomoneda con privacidad  y fungibilidad por defecto dónde el usuario no se debe preocupar por nada, dónde las transacciones no son públicas, etc.